• Inicio
  • Sala de Prensa
  • El 1 de octubre sale a la luz la nueva obra de Mario Saban: El judaísmo de Jesús

El catedrático Mario Saban brinda una visión tan rabiosamente moderna como novedosa

CAMPUS DIGITAL. “El judaísmo de Jesús”, una nueva perspectiva de la personalidad que originó el Cristianismo.

Juan Tomás Frutos (Presidente de la Asociación de la Prensa).

Casi parece una moda. En los últimos años han proliferado los libros que hablan de Jesús, de su vida, de su doctrina, de cómo vio e interpretó su entorno geográfico e histórico. La vida son ciclos, y ahora estamos en uno en el que, pese a la falta de religiosidad efectiva en los ambientes más o menos desarrollados, esto es, en un momento en el cual no practicamos la religión tanto como nuestros ancestros, sí es cierto que nos fascina saber un poco más sobre qué paso realmente durante el período histórico de la vida de Jesús de Nazaret.

Esto es lo que plantea Mario Saban, un catedrático muy prestigioso de la Universidad Complutense de Madrid, en su última obra, que da cuenta de todo el saber que ha ido recopilando durante su larga trayectoria investigadora y docente. El título del libro es elocuente: “El judaísmo de Jesús”. Justo es esto, su judaísmo, lo que ha tratado de soslayar, de evitar, de dejar a un lado, la Iglesia Católica durante sus dos mil años de existencia.

Jesús fue judío, y se comportó como tal. Judía era su lengua, su cultura, judío su hábitat… todo en él era propio de un judío de aquellos años. ¿Qué le caracterizó entonces? Quería cambiar las cosas, mejorarlas, que se cumpliera la ley, que ésta no fuera un azote permanente para el hombre, etc. Creía en la tolerancia y en la comunión universal de los pueblos.


Todo en él era judío

Conviene recordar que cualquier evento o suceso que se plantea en los Evangelios tiene que ver con la cultura judía. Los padres de Jesús, sus parientes, sus conocidos y amigos, el paisaje, lo que se contaba, las creencias, las tradiciones, los valores, insistimos, todo, como bien se indica en la obra y en la presentación que se hace de la misma, era de origen y raigambre judías, y eso perfiló su existencia, si bien su fortaleza, su espíritu libre, su visión del futuro y de la solidaridad humana le hicieron una persona (para muchos, un Dios) como nunca antes se pudo conocer.

El autor, Mario Saban, es un gran investigador sobre la época y la figura de Jesús. Tiene muchos años a sus espaldas de análisis e indagaciones. Como indica, Lina Camí, propone una nueva visión de lo que fueron aquellos 33 años, sobre todo los últimos, los tres últimos, los auténticamente revolucionarios. El que leamos esta obra en otoño es casi una cita imprescindible. Hablarán de ella.

Noticia publicada en Campus Digital (Universidad de Murcia): www.um.es/campusdigital/